jueves, 13 de junio de 2019

¡ESTO ES VIDA!

¿Vida inteligente?

En este mundo se vive de la pantomima para acallar conciencias un día o unas horas. Al día siguiente todo se olvida como si el deber se hubiera cumplido...
Y que pasa con los otros 364 días restantes...

Pues eso, absolutamente NADA!!!

Porque no hay ningún interés, pero vamos 0, por arreglar el 'status quo' existente en esta 'bendita' (por decir algo que no sea grosero) sociedad en que vivimos.
Esto sí que nos debe hacer sudar más que el termómetro.




sábado, 8 de junio de 2019

VIVE, SUEÑA, AMA!!!

Vivir la vida sin ilusión, sin una meta, sin un sueño, sin una esperanza es morir cada día un poco estando vivo.
Es vegetar por decisión propia en el escabel de la ignominiosa escalera de la sordidez para lo que solo hace falta dejar de creer en uno mismo, quizá ni eso. Dejar de existir existiendo, dejarse lacónicamente vivir un sinvivir de vida.
Así se llega, sin lugar a dudas, a una absurda, una desilusionante vida sin un por qué levantarte cada mañana.

Por eso, vive con una ilusión y si te desilusionan vuelve a crear otra; vive con una meta, cercana, asequible pero que te llene el alma; vive con una esperanza, con un sueño porque los sueños y las esperanzas solo mueren si muere el soñador.

Vive, sueña, ama.


martes, 30 de octubre de 2018

REFLEXIÓN BAJO LA LLUVIA

Recuerdo desde muy pequeño a mi abuelo Pepe recitar este poema de José Martí y hacerlo su 'modus vivendi' hacia los demás.

Con los años he comprendido que es una buena manera de entender mi relación con los demás y de educar mi conciencia frente a los que por norma lo critican todo, todo lo pasan por el tamiz de sus odios, amarguras e inquina y los que no pueden vivir sin dejar de hacer la puñeta a los demás en ara de una muy cuestionable justicia y sapiencia 'personal' que no 'divina' ni 'supra humana'.

Magnanimidad por encima de todo y de todos.

Os dejo el poema para vuestro deleite y reflexión.

"Cultivo una rosa blanca
en junio como enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca."

(José Martí)

lunes, 15 de octubre de 2018


Otoño

Aún con el calor del estío,
te acercas a mi ventana con descaro
lleno de hojas caídas;
rojo naranja en los laureles,
suave y dulce soneto de amor
y, quizá, un te quiero prendido
en el susurro eterno
del labio enamorado...

Otoño,
eres, sin más, amor sereno. 

© José Francisco Romero


miércoles, 7 de marzo de 2018



"MEMENTO MORI"




"Memento Mori,
Respice post te!
Hominem te esse memento!"


La frase tiene su origen en una peculiar costumbre de la Antigua Roma. Cuando un general desfilaba victorioso por las calles de Roma, tras él un siervo se encargaba de recordarle las limitaciones de la naturaleza humana con las palabras supracitadas (según recuerda el gran historiador romano Tertuliano), con el fin de impedir que incurriese en la soberbia y pretendiese, a la manera de un dios omnipotente, usar su poder ignorando las limitaciones impuestas por la ley y la costumbre.

La traducción del latín sería algo así:

"Recuerda que puedes morir,
¡Mira tras de ti!
Recuerda que eres un hombre (y no un dios)"

Por eso, como se dice coloquialmente, 'cuando se te vaya la pinza', recuerda que en el fondo la vida es hoy y mañana se fue, todo por lo que te vanaglorias ahora con soberbia no es más que el resultado de la vanidad humana empujada por la impotencia de la fragilidad y fugacidad de la vida;  nuestra transcendencia está hoy y se va mañana.
No hay mayor verdad.

lunes, 24 de julio de 2017

AMICITIA ET ALIA FABULIS
(De la amistad y otros mitos) 



- Quizás sea yo, me decía el otro día mi buen 'amigo' Cándido. 

Verás, intento hacer un nuevo amigo o amiga, me abro, me doy sin esperar nada, pongo toda la carne en el asador, abro puertas -humildes pero puertas al fin y al cabo-, ¡vamos! como entiendo ha de ser la amistad sin más apellidos; pero, a la primera de cambio, y a la segunda y a la tercera... me siento obviado, olvidado, como la sombra fresca en un día tórrido de verano que la anhelas encontrar y cuando la encuentras y pasas el momento del sofoco, dejas atrás para olvidarla para siempre sin recordar de la utilidad que te fue en el momento de la necesidad.

- Te entiendo, no sabes cómo, le dije. 

- Y - prosiguió - aunque ya no espero nada de nadie, me duele, aunque he de confesar que cada vez menos asumir que no se percaten que también tengo mi corazoncito. Cuando hay para repartir, añadía, siempre hay otro/s/ u otra/s, o un interés que compensar o buscar, o un trato para cerrar mejor que el solo dar 'per sé' porque tu humilde dar le/s sirve/n para poco. 
El caso es que, honestamente, no quiero ser el primero, ni el segundo... ni el décimo, es más, no me muevo por ser/estar mejor que nadie, a estar alturas eso ya me da igual - si es que alguna vez me importó -, pero a veces, y digo bien solo a veces, no puedo evitar que me ataque ese poquito de egoísmo, que no egotismo de ese que abunda a raudales, que me susurra al oído: "no estaría mal alguna vez las migas de la mesa de los señores de la que se alimentan los perritos" (Mateo 15:26-27)... pues ni eso. 
- Ay, querido Cándido, yo, por si te sirve de consuelo, que ya vengo a vueltas de todo, me he visto reflejado en esto que me cuentas más de una vez. Sabes Cándido, sobre este tema tengo una única certeza: la amistad es un mito, un valor manoseado y ajado hasta niveles estratosféricos que perdió hace mucho, si es que lo tuvo algún día, la bondad que su definición entraña.

- Lo sé, lo sé, y sé que lo que se estila es el 'quid pro quo' que no digo que esté mal y que no lleva a engaño a nadie; pero el dar sin esperar, ese amor 'fileo' y ese amor 'agape' ya no tienen valor ¡qué va! Posiblemente es que muchos ni sepan lo que el término entraña cuando lo vierten. El esfuerzo, la empatía, el amor y la bondad sin viciarlo con ideas mercantiles, hoy en día se me antojan difícil de ver; es más, usarlo en sus verdaderas magnitudes humanas con quien sea no pocas veces se convierte en 'lavarle la cara a un burro', que decía aquel, al final te llevas seguro de vuelta una coz. 

- Por eso tal vez, Cándido, tengas que ir, como yo hago desde hace tiempo, y lo digo con desazón no creas, con el farol de Diógenes, a quien cada día entiendo más, y renunciar a los favores de los mismísimos 'Alejandros Magnos' como él hizo que despreció cualquier favor por recibir a cambio el calor y la luz del sol, esas que nunca fallan. 

- La verdad es que ganas no le falta a uno; aunque, después de todo, siempre está aquello que te decía al principio: - "quizás sea yo..."  



miércoles, 21 de junio de 2017

No olvides mirar para abajo


La vida entraña siempre una constante lucha por la consecución de logros que, desde que uno tuvo uso de razón, soñó conseguir algún día de mayor; y muchos en ese ímpetu constante que tiene los primeros años de nuestra vida, de nuestra juventud, trabajan arduamente para llegar a conseguirlos una veces por méritos propios, otras por demérito del otro y, en muchas ocasiones, por la mano tendida que se acerca a nosotros para poder dar ese salto de calidad en nuestras vidas, en nuestros sueños.

Pero la vida no solo te da regalos en forma de sueños cumplidos, también es bastante común que en las horas postreras, de alguna manera, nos pase una factura a pagar.

Por eso, mientras estás en las horas de sol y vas en ascenso en tus pretensiones, cuídate de usar como escalones a aquellos que te tienden esa mano, aquellos que no te preguntan, que no miran a tu pasado sea cual fuere, que te aceptan como eres, a aquellos que, sin buscarlos, los encuentras 'siempre', no cuando vienen bien dadas o cuando les ríes las gracias, aquellos que no están solo cuando el interés económico, social, laboral, artístico o de cualquier otro tipo se tercia (de esos que tanto encuentras transitando por las avenidas de la vida); sí, cuídate de no pisar las manos que ahora te aúpan cuando estés iluminado por las auroras.

Porque, querido amigo, el ocaso tarde o temprano te llegará y, quizás, necesites de los que pisoteaste para llamarte 'Don', 'Señor', 'Usted', sin tener en cuenta ese origen que quizás fue más feo de lo que quieres que vean y te toque pasar abruptamente por el 'Tu', al que todos estamos abocados, donde las soberbias y los orgullos te servirán para poco, seguramente para nada.

Como Platón aseveró con acierto "no dejes crecer la hierba en el camino de la amistad". Ándalo con insistencia y deja que la vida después te juzgue, por lo menos, con indulgencia.

¡ESTO ES VIDA! ¿Vida inteligente? En este mundo se vive de la pantomima para acallar conciencias un día o unas horas. Al día siguiente t...